lunes, 1 de diciembre de 2014

TOKORO JÛZÔ




Biodatos >> De verdadero nombre Okada Nobuyuki, nació el 30 de agosto de 1961 en Kakegawa, prefectura de Shizuoka. En su estancia en la Universidad de Komazawa, participa en el taller de manga "Club OB". En 1984 debuta en el Shônen Magazine mensual con la serie "Prestigious, Takonishi Cheering Party!" (1984-92) que será un éxito inmediato y llevada al cine en 1987. Gracias a ella trabaja paralelamente en la revista original con las series "Aogeba Totoshi!" (1986-87), "Shogun" (1988-91) o "Legend of Wind" (1991-97). Para la misma editorial hay que añadir "Jin-Gi Sorry!" (1994-95), "G-Hard" (1998-99), "Dino2" o "Dharma". También hay que detacar "Shadow of Spawn" (1998-99).

"AOGEBA TÔTOSHI!" IdeaIdea
仰げば尊し!
por Tokoro Jûzô.
serializada en el Shûkan Shônen Magazine (Kôdansha). [1987/08/26]
género: béisbol. 
No he podido hacerme con una traducción fiable de este título, pero parece ser parte de un himno escolar muy popular en el país, o algo por el estilo. En este producto Tokoro deja patente su inmadurez en el campo deportivo, con una mala gestión de los tiempos muertos, que difuminan la tensión de los encuentros prácticamente en escenas de divagaciones, y también hay que puntualizar cierta rigidez en los movimientos de los personajes. Para rematar, la planificación de la viñetas es en su mayor parte excesivamente plana. A pesar de todo ello, hay una serie de elementos que hacen trascender esta serie, entre ellos unos diseños bastante bien perfilados, y una buena continuidad narrativa, un poco a contracorriente de las series deportivas de la época, como si Tokoro apostara valientemente por otro estilo de narración en lugar de seguir las mismas pautas estilísticas de los grandes maestros del género. En ciertos aspectos la serie gana puntos con esta nueva perspectiva, y en otros no acaba de funcionar, quedando el conjunto un poco a medio gas. Aunque, si algo queda claro, es el talento del dibujante, aunque sea en estado embrionario. Interesante.   

"SHOOGUN" IdeaIdeaIdea
SHOGUN ショーグン
por Tokoro Jûzô.
escrita por Fumimura Shô.
serializada en el Shûkan Shônen Magazine (Kôdansha). [1989/10/18]
género: intriga.
Un producto realmente interesante, que denota una cierta inventiva y un intento de jugar a contracorriente, aunque le falta un poco de chispa para resultar redondo. Hasta el título es un juego de palabras que define muy bien una trama que juega con términos japoneses tradicionales y las empresas dedicadas a la fabricación de armas. Su protagonista es Ôgata, un joven hijo de un importante empresario, que le ha abandonado, y que ha vagabundeado por medio mundo antes de volver a Japón cargado de ideas y decidido a aprovechar el olfato comercial heredado de su padre para liderar una batalla comercial con las empresas del mercado armamentístico más importantes de la nación. Se ponen en marcha mil y una jugadas entre los directivos rivales para eliminarle o hacerse con el control de su empresa, unas más ortodoxas que otras, y no faltan tampoco las que entran en la ilegalidad. La planificación general juega con planos estáticos, que subliminan el tenso contenido de las discusiones entre las diferentes facciones, otorgando un tono genérico frío y distante, en el que priman los diálogos contundentes por encima de la acción. El dibujo sigue la misma tónica.   

"KAZE DENSENTSU - BUKKOMI NO TAKU" IdeaIdeaIdea
("Legend of Wind - Baku's Hit")
疾風伝説 特攻の拓
por Tokoro Jûzô.
escrita por Saki Hiroto.
serializada en el Shûkan Shônen Magazine (Kôdansha). [1992/10/28]
género: comedia. 
Esta serie podría haber sido una típica y mediocre comedieta juvenil de estudiantes motorizados si no fuera por la conjunción de su guionista y su dibujante, que realizaron ambos un trabajo cuanto menos, atípico. Su protagonista es el típico joven de instituto apasionado de las motocicletas, pero con muchos complejos, que no acaba de centrarse en su ambiente. El planteamiento de la historia que hace el guionista es francamente rompedor, por un lado jugando con los flashbacks, con el desarrollo de la historia, con las elipsis, y con las cavilaciones de los protagonistas, forzando el ritmo de la escenas hasta descolocar al lector; y por otro lado abusando de la jerga juvenil, de hecho todos los personajes hacen uso indiscriminado de ella. No es, sin embargo, una operación totalmente satisfactoria, al no encadenarse fluidamente uno y otro estilo, pero a pesar de todo hay que reconocerle su imaginación. Tampoco Tokoro aprovecha completamente este terreno abonado, como si no se sintiera muy seguro de su capacidad, aunque de nuevo es de agradecer su correcto y pulido dibujo, con unos diseños muy estandarizados que logran asimilar la historia y su planificación con bastante eficacia. La serie tuvo un gran éxito y su correspondiente secuela.       


No hay comentarios:

Publicar un comentario